EL pH

Aunque casi todas las especies pueden sobrevivir en un amplio margen de pH cada una tendrá un valor óptimo, adecuado para su buena salud y en de especial importancia si queremos lograr su reproducción. Es un factor muy importante a la hora de escoger nuestros inquilinos, el comprobar que todos vivan con unos valores de pH parecidos.

¿Qué es el pH?

El pH o potencial de hidrogeniones es un parámetro que sirve para medir o expresar la acidez o la alcalinidad de un líquido. Se define como el exponente positivo de la concentración de los iones del Hidrógeno (hidrogeniones). El pH suele tomar valores entre 0 y 14, un pH de 7 es neutro y no es ni ácido ni básico. Un pH entre 0 y 7 indica que la sustancia es ácida. Un pH entre 7 y 14 le denomina básica. Cuanto más alejado este el valor de 7, mas ácida o básica será la sustancia.

El concepto ácido nos es el usual. Todos conocemos el potente efecto destructor de lo ácidos fuertes, como el ácido clorhídrico o el sulfúrico. Estos ácidos tienen un pH de 1-2. Sin embargo, el concepto alcalino es más desconocido. ¿Que efectos tiene?. Pues de alguna manera son muy parecidos. La soda cáustica, de pH 12, tiene un enorme poder corrosivo. La mayor parte de los procesos vitales se desarrollan en un pH neutro, y conforme nos alejamos de este margen la vida se va haciendo más difícil.

¿Cuál es el pH ideal?

Ya hemos mencionado que cada especie tiene su pH ideal, sirva como ejemplo dos casos extremos el de un agua bastante ácida, como el de la cuenca del río negro en Sudamérica (pH 4,8) o el de la cuenca del río Manacacias (pH 5,1) y aguas bastante básicas como la del lago Tanganica con valores próximos a (pH 9). Normalmente basta con un pH entre 6,5 y 7,5 para que la mayoría de peces y plantas se desarrollen con normalidad.

¿Cómo se mide el pH?

Cada especie de pez esta habituado a vivir en un agua con un pH determinado. Por tanto cada dos semanas comprobaremos que nuestro agua no se ha vuelto ni demasiado ácida ni demasiado básica.

El ph se mide con cualquiera de los numerosos test que venden en las tiendas del ramo hechos a partir de sustancias que varían de color Según el pH del agua. Estos dan unos valores aproximados pero son suficientes para nuestros propósitos, si queremos obtener valores más precisos, basta con que adquiramos un pH-metro digital, mucho mas preciso y fácil de manejar, pero mucho mas caro.

¿Cómo cambio el pH?

[Reductor de pH]

La forma de alterar el pH de nuestro acuario consistira en añadirle ácidos o bases. Debemos tener la precaución de no variar el pH mas de medio grado diario. Los peces pueden soportar ph inadecuados, pero soportan mal las variaciones bruscas.

Si nuestro pH es demasiado alcalino, por ejemplo 9, deberemos añadirle un ácido para bajarlo. Existen numerosos productos de venta en tiendas de acuariofilia para bajar el pH de una forma segura, habitualmente denominados ph-minus. Un remedio casero suele consistir en añadir ácido fosfórico o en, caso de apuro, zumo de limón. Se debe tener mucho cuidado al variar el pH, pues la bajada de pH no es proporcional a la cantidad de ácido agregado. Otros métodos mucho más recomendables son la disolución de CO2 o la filtración con turba.

Para subir el pH agregaremos una base. De nuevo tenemos en los comercios del ramo productos con la denominación de ph-max, que nos aumentarán el pH de manera cómoda y segura. Como remedio casero podemos acudir al bicarbonato, pero en dosis muy bajas y con mucho cuidado.

Para obtener agua con un pH sin oscilaciones existen unas disoluciones llamadas tampón. Estas Están compuestas de un ácido débil y su sal, y nos permitiran dejar el pH en el valor deseado evitando las variaciones. Son preparados comerciales localizables en cualquier tienda de acuariofilia.

La dureza carbonatada.

[PH+. Aumenta el pH]

Ya hemos mencionado lo que es un tampón. Hay un tampón muy típico en los acuarios, y se suele tratar de tampón ácido carbónico-carbonato. Estas sustancias reaccionan entre si, manteniendo un pH igual a 8-8.5. Si no somos capaces a bajar el pH de nuestro acuario, debemos mirar la dureza de carbonatos. Seguramente tengamos algo en el decorado compuesto de carbonato.

Enfermedades del pH.

ACIDOSIS. El pez mostrará un comportamiento menos "alegre", un descenso del apetito, una secreción mucosa importante en momentos puntuales por las agallas y epidermis del pez, un enrojecimiento de la zona ventral, un aspecto visual de las agallas de color marrón, una opacidad de las aletas transparentes y un descenso importante de las defensas del sistema inmunológico que le van a poner en grave peligro ante cualquier tipo de enfermedad de las que sea portador, o bien de las que haya presente en el acuario.

ALCALOSIS. Los peces manifestaran un fuerte estrés, una elevación de la frecuencia respiratoria, natación incoherente, palidez en sus colores, e imitación de los tejidos de intercambio que intentará ser paliada mediante la segregación de una fluida mucosa.

AMONIO. Cuando el pH pasa a ser básico se produce una rápida transformación del amonio presente en el agua en amoniaco. El amoniaco es 100 veces más tóxico que el amonio, lo que provocara inmediatamente la axfisia de los peces. Cuidado por tanto durante los cambios de agua, que es cuando se suele producir este efecto.

Anterior Siguiente Inicio Buscador Indice